Debate urgente y resolución sobre racismo y brutalidad policial, y otras actualizaciones de 43° CDH

Published on July 30, 2020

La 43ª sesión del Consejo de Derechos Humanos de la ONU comenzó el 24 de febrero de 2020 y se suspendió el 13 de marzo debido a la pandemia de COVID-19. La sesión se reanudó el 15 de junio y finalizó el 23 de junio.

 

A continuación, podrás encontrar las actualizaciones sobre resoluciones y debates que en el marco de esta sesión seguimos desde la Sexual Rights Initiative, así como nuestras declaraciones orales y del Examen Períodico Universal (EPU).

 

Noticias

ebate urgente y resolución sobre racismo sistémico y brutalidad policial

Lee además el Comunicado de Prensa de la Coalición de Lesbianas Africanas (CAL por sus siglas en inglés)
Resolución del Consejo de Derechos Humanos de la ONU sobre discriminación racial y brutalidad policial
 
Debate urgente sobre las actuales violaciones de derechos humanos por motivos raciales, racismo sistémico, brutalidad policial y violencia contra protestas pacíficas
 
pedido de Burkina Faso, en nombre del Grupo de Estados Africanos, el Consejo de Derechos Humanos llevó a cabo un debate urgente los días 17 y 18 de junio sobre "las actuales violaciones de los derechos humanos por motivos raciales, el racismo sistémico, la brutalidad policial y la violencia contra las protestas pacíficas". Esto ocurrió luego de una carta conjunta dirigida a los miembros del Consejo de Derechos Humanos de parte de los miembros de la familia de George Floyd, Breonna Taylor, Philando Castile y Michael Brown, que fue respaldada por más de 600 organizaciones de la sociedad civil, incluida la SRI, solicitando una sesión especial del Consejo y una investigación independiente sobre la violencia policial y represión de las protestas en los Estados Unidos.

Las y los oradores en el debate urgente incluyeron a Philonise Floyd, hermano de George Floyd; Amina J. Mohammed, Vicesecretaria General de las Naciones Unidas; Michelle Bachelet, Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos; Tendayi Achiume, Relatora especial de Naciones Unidas sobre Formas Contemporáneas de Racismo, Discriminación racial, Xenofobia e Intolerancia relacionada; y Quartey Thomas Kwesi, vicepresidente de la Comisión de la Unión Africana.

El webcast de las dos secciones del debate urgente está disponible en línea: primera parte y segunda parte. También puedes ponerte al día leyendo los tweets de CAL y las actualizaciones de la SRI de las discusiones de Debate Urgente en Twitter, usando los hashtags #UrgentDebate y # HRC43.

Durante el debate, Philonise Floyd instó al Consejo a ayudar a su familia y a las personas afrodescendientes en los Estados Unidos a obtener justicia mediante el establecimiento de una comisión de investigación independiente, para el abordaje de los asesinatos policiales de personas afrodescendientes en los Estados Unidos y la violencia utilizada contra los manifestantes pacíficos que recuerdan mundo que las vidas de las personas afrodescendientes importan (Black Lives Matter).

En su discurso ante el Consejo, la Relatora Especial recordó su declaración respaldada por otros 47 titulares de los mandatos concernientes a los Procedimientos Especiales sobre las protestas contra el racismo sistémico en los Estados Unidos, así como la declaración del Grupo de Trabajo de Expertos sobre las personas de ascendencia africana y junto con otros Procedimientos Especiales que condenan los linchamientos neoracistas en los Estados Unidos. Recordó la declaración emitida por el Comité para la Eliminación de la Discriminación Racial en virtud de sus Procedimientos de Alerta Temprana y Acción Urgente, expresando alarma por el asesinato de George Floyd y por la recurrencia e impunidad que contemplan los asesinatos policiales de personas afrodescendientes en los Estados Unidos, además del uso excesivo de la fuerza por parte de funcionarios encargados de hacer cumplir la ley contra manifestantes pacíficos contra el racismo.

La Relatora pidió al Consejo que establezca una comisión de investigación, subrayando que «el incumplimiento [de hacerlo] indicaría que las vidas de las personas negras no importan, y en caso contrario, no importan lo suficiente como para movilizar al Consejo de Derechos Humanos para intervenir como debería». También llamó la atención sobre la constante erosión dentro de las Naciones Unidas del compromiso con el marco de derechos humanos contra el racismo, incluidos los compromisos asumidos en la Conferencia Mundial contra el Racismo en Durban en 2001, y señaló el hecho de que los Estados continúan ignorando los llamados a reparaciones y por el desmantelamiento de las estructuras contemporáneas de la injusticia racial que son legados de injusticia histórica. Michelle Bachelet se hizo eco de la interpelación que la Relatora Especial dirigió al Consejo y sus miembros para que se concentren más en el racismo y pidió a los Estados que confronten el legado del comercio de esclavos y el colonialismo, incluso a través de reparaciones.

Desde la SRI y junto a nuestra organización socia, la Coalición de Lesbianas Africanas (CAL) también elaboramos una declaración llamando la atención sobre la brutal violencia racista de las fuerzas del orden estadounidenses y la violencia contra quienes se oponen a la misma y protestan por esta situación. En la declaración pedimos la creación de un mecanismo independiente de investigación y rendición de cuentas sobre los problemas del racismo sistémico y asesinatos policiales en los Estados Unidos. También expresamos una profunda preocupación por el tono de las declaraciones hechas por los Estados del Norte Global durante el Debate Urgente y su cooptación del lenguaje de la liberación a través de retóricas vacías_ para ocultar el racismo que está a la vista mientras se niegan a tomar medidas significativas o realizar un llamamiento directo a los Estados Unidos_ e inclusive yendo más lejos: al expresar su confianza en el 'estado de derecho' de los EE. UU. y su sistema de justicia que constantemente ha fallado a los afroamericanos en sus demandas de responsabilidad.

Resolución: La promoción y protección de los derechos humanos y las libertades fundamentales de los africanos y de las personas de ascendencia africana contra el uso excesivo de la fuerza y otras violaciones de los derechos humanos por parte de los agentes del orden A/HRC/43/L.50

Lead por Burkina Faso en nombre del Grupo Africano como resultado del debate urgente, la resolución originalmente pedía el establecimiento de una comisión de investigación «para establecer hechos y circunstancias relacionadas con el racismo sistémico, presuntas violaciones del Derecho Internacional de los Derechos Humanos y abusos contra africanos y personas de ascendencia africana, en los Estados Unidos de América y otras partes del mundo recientemente afectadas, por organismos encargados de hacer cumplir la ley, especialmente aquellos incidentes que resultaron en la muerte de africanos y de personas de ascendencia africana; perpetradores a la justicia».

Sin embargo, muchas delegaciones, especialmente del Grupo de Europa Occidental y Otros Grupos y de la Unión Europea, se opusieron a la creación de una comisión de investigación centrada en los EE. UU; y presionaron por una resolución genérica. Esto, combinado con la presión diplomática de la administración de los EE.UU. condujo a una versión diluida de la resolución despojada de casi todas las referencias a los Estados unidos. A su vez, se reemplazó la creación de una comisión de investigación por una solicitud al Alto Comisionado para los Derechos Humanos, con la asistencia de los titulares de mandatos especiales pertinentes, para «preparar un informe sobre el racismo sistémico, las violaciones del derecho internacional de los derechos humanos contra los africanos y las personas de ascendencia africana por parte de los organismos encargados de hacer cumplir la ley, especialmente aquellos incidentes que resultaron en la muerte de George Floyd y otros africanos y de personas de ascendencia africana, para contribuir a la rendición de cuentas y la reparación de las víctimas [y] para examinar las respuestas del gobierno a las protestas pacíficas contra el racismo, incluido el presunto uso de fuerza excesiva contra manifestantes, transeúntes y periodistas».

También se solicitó una actualización verbal por parta la Alta Comisionada sobre la preparación de su informe para las sesiones 45° y 46° del Consejo, antes de la presentación del informe completo en la 47° sesión, seguido de un diálogo interactivo, y que incluya actualizaciones sobre la brutalidad policial contra africanos y personas de ascendencia africana en todas sus actualizaciones orales al Consejo.

A pesar de esto y tal como lo indicó un representante de la Oficina del ACNUDH aun este mandato debilitado de un informe de la Alta Comisionada es poco probable que se cumpla dentro de los programas y actividades existentes dada la situación financiera actual de la organización, al menos hasta que se pongan a disposición recursos adicionales. Esta es una cuestión profundamente alarmante, especialmente dada la actual crisis presupuestaria de la Secretaría de la ONU debido a las contribuciones retenidas y/o retrasadas de los Estados miembros y la falta general de financiación y atención al antirracismo en el Consejo y más allá. Este contexto más amplio también plantea dudas sobre la capacidad del Consejo para responder al llamado del Relator Especial de «un cambio_ incluso dentro de las Naciones Unidas_ en la lucha contra la injusticia racial para garantizar que la desigualdad racial sea atendida, así como la voluntad política y los recursos necesarios para lograr una protección y promoción real y significativa de los derechos humanos para las personas afrodescendientes y otros».

La resolución debilitada fue adoptada por consenso, sin votación, el mismo día en que el Relator Especial sobre Racismo y el Grupo de Trabajo de Expertos sobre las personas de ascendencia africana habían pedido al Consejo de Derechos Humanos que «adoptara, mediante una votación, si fuera necesario, una fuerte y sustantiva resolución, tal como se había redactado originalmente y que era coherente con las demandas claras e inequívocas de las familias de las víctimas, la sociedad civil y los expertos independientes de los Procedimientos Especiales, en lugar de una resolución consensuada pero diluida que equivaldría a burlarse ante la urgencia de este momento»

Se puede ver la discusión aquí  y la explicaciones sobre la votación aquí. En nuestro hilo de twitter se puede encontrar un resumen de las declaraciones de los Estados durante la adopción de la resolución.

Pulsen aquí para leer la resolución

Pulsen aquí parapara ver el Comunicado de Prensa de CAL

Concientización sobre los derechos de las personas con discapacidad, habilitación y rehabilitación. A/HRC/43/L.34

Liderada por México y Nueva Zelanda y co patrocindad por 81Estados a partir del 22 de junio de 2020, esta resolución desarrolla aún más el artículo 8° (sensibilización) y el artículo 26° (habilitación y rehabilitación) de la Convención de los Derechos de las Personas con Discapacidad (CDPD) luego de dos informes emitidos por el ACNUDH sobre estos artículos.

La resolución también plantea los temas: participación en el deporte en virtud del artículo 30° (Participación en la vida cultural, recreación, ocio y deporte) y el artículo 31° (Estadísticas y recopilación de datos) para los próximos dos informes del ACNUDH, que a su vez se abordarán en la próxima resolución a discutirse en 2022. Estos también serán los temas de los próximos dos debates interactivos anuales sobre los derechos de las personas con discapacidad.

La resolución incorpora lenguaje sobre formas interseccionales de discriminación, y salud sexual y reproductiva en el contexto del disfrute de todos los derechos por parte de mujeres y niñas con discapacidad. También exige que las medidas de sensibilización, habilitación y rehabilitación sean sensibles al género.

Sin embargo, la resolución no alcanza su potencial en varios aspectos: no hace referencia a la educación sexual integral e inclusiva como una medida para implementar el artículo 8° de la CDPD orientada a garantizar que tanto las personas con y sin discapacidad puedan aprender sobre la sexualidad en igualdad de condiciones y abordar las visiones capacitistas sobre el género y la sexualidad de las mujeres y niñas con discapacidad. Tampoco planteó que el deterioro de los determinantes sociales de la salud puede inhibir el proceso de rehabilitación. Los Estados deben asegurarse de que la adquisición de una discapacidad no conduzca a una depreciación de los determinantes sociales de la salud relacionados con el impacto negativo que el impedimento y las barreras relacionadas con la discapacidad tienen sobre los ingresos, el acceso a la vivienda, los sistemas y servicios de salud, los sistemas de protección social y la educación. La resolución también podría haberse beneficiado de un lenguaje más fuerte con respecto a las medidas de accesibilidad en el Consejo de Derechos Humanos y el sistema de la ONU en general.

La resolución fue adoptada por consenso. Puedes ver la discusión y la adopción aquí.

Pulsen aquí para leer la resolución

Salud mental y derechos humanos A/HRC/43/L.19

Liderada por Brasil y Portugal, y copatrocinada por 84 Estados el 19 de junio de 2020, la resolución se basa en el informe sobre el papel de los determinantes de la salud en el avance del derecho a la salud mental por el Relator Especial sobre el derecho a la salud en 2019. La resolución mejoró desde su primer borrador al incorporar mejor las normas, particularmente las relacionadas con los artículos 12° y 19° de la CDPD, el texto del informe más reciente sobre tortura psicológica del Relator Especial sobre Tortura y el informe sobre la privación de libertad de las personas con discapacidad del Relator Especial sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad.

La resolución carece de un análisis integral de género y no destaca adecuadamente los vínculos entre los sistemas de salud pública y los determinantes sociales de la salud, incluida la desigualdad de género, la pobreza, la violencia, el racismo y la xenofobia. Un enfoque de la salud mental basado en los derechos humanos requiere una afirmación del derecho a la autonomía e integridad corporal, lo que la resolución no hace.

La resolución fue adoptada por consenso. Puedes ver la discusión y la adopción aquí.

Pulsen aquí para leer la resolución

Otras resoluciones relevantes fueron las siguientes:

  • Métodos de trabajo del Grupo Consultivo del Consejo de Derechos Humanos (liderada por Iraq y la Federación de Rusia) A/HRC/43/L.25/Rev.1
  • Implicaciones para los derechos humanos de la pandemia COVID-19 (declaración de la Presidenta) PRST 43/1
  • Derecho al trabajo (liderada por Egipto, Grecia, Indonesia, México y Rumania) A/HRC/43/L.6
  • El derecho a la alimentación (liderada por Cuba) A/HRC/43/L.12
  • El impacto negativo de las medidas coercitivas unilaterales en el disfrute de los derechos humanos (liderada por Azerbaiyán en nombre del Movimiento de Países No Alineados, excepto Colombia y Honduras) A/HRC/43/L.21
  • Acuerdos regionales para la promoción y protección de los derechos humanos (liderada por Armenia, Bélgica, México, Senegal y Tailandia) A/HRC/43/L.22
  • Promoción y protección de los derechos humanos y la implementación de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible (liderada por Azerbaiyán, Brasil, Canadá, Chile, Dinamarca, Ecuador, Fiji, Luxemburgo, Portugal, Ruanda, Sierra Leona, Tailandia y Uruguay) A/HRC/43/L.27
  • El Consejo también decidió extender los mandatos de los siguientes Procedimientos Especiales por otros 3 años:
  • Relator Especial sobre formas contemporáneas de racismo, discriminación racial, xenofobia y formas conexas de intolerancia (A/HRC/43/L.16)
  • Experto independiente sobre deuda externa y derechos humanos (A/HRC/43/L.11)
  • Relator Especial sobre el derecho a la libertad de opinión y expresión (A/HRC/43/L.2)
  • Relator Especial sobre los derechos humanos de los migrantes (A/HRC/43/L.4)
  • Relator Especial sobre defensores de los derechos humanos (A/HRC/43/L.5)
  • Relator Especial sobre cuestiones de las minorías (A/HRC/43/L.9)
  • Relator Especial sobre vivienda adecuada (A/HRC/43/L.20)
  • Declaración con la Coalición de Lesbianas Africanas para el Debate Urgente sobre las violaciones actuales de los derechos humanos por motivos raciales, el racismo sistémico, la brutalidad policial y la violencia contra las protestas pacíficas (ver la intervención aquí)
  • Panel de alto nivel sobre Beijing + 25 (ver la declaración)
  • Diálogo Interactivo con el Relatora Espacial sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad: Declaración sobre su informe de bioética (ver la declaración aquí y leer la presentación de la SRI sobre el Informe aquí)
  • Declaración con la Coalición de Lesbianas Africanas para el diálogo interactivo con el Experto independiente sobre deuda externa (ver declaración aqui)
  • Declaración  con la Coalición de Lesbianas Africanas para el diálogo interactivo con el Relator Especial sobre el derecho a la alimentación (ver la declaración aquí)
  • Debate anual sobre los derechos de las personas con discapacidad (ver la declaración  aquí subtítulos en inglés y la interpretación internacional del lenguaje de señas)
  • Declaración de la organización socia de SRI, la Federación de Mujeres y Planificación Familiar sobre la visita de la Relatora Especial sobre Derechos Culturales a Polonia
  • Declaración de la Federación para la Mujer y la Planificación Familiar bajo el Punto 8 del Debate General.
  • Declaración conjunta conjunta de la organización socia de la SRI, Action Canada for Sexual Health and Rights y la Red de Mujeres con Discapacidad de Canadá (DAWN por sus siglas en inglés) sobre la visita a Canadá del Relator Especial sobre los derechos de las personas con discapacidad (ver la declaración aquí)
  • SRI firmó la declaración hecha por la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) para el debate urgente sobre las actuales violaciones de derechos humanos por motivos raciales, racismo sistémico, brutalidad policial y violencia contra protestas pacíficas  (ver la declaración aquí)
  • SRI presentó una  declaración conjunta validada por otras 12 organizaciones de la sociedad civil defendienddo la participación de la sociedad civil en el Consejo (ver la declaración aquí).
  • SRI respaldó una declaración conjunta elaborada por CIVICUS acerca de la participación de la Sociedad Civil en el punto 8 - Debate general.
  • SRI firmó una delcaración conjunta emitida por el Centro para los Derechos reproductivos en conmemoración del Día Internacional de la Mujer (ver la declaración aquí).
  • Resultado del EPU de Bolivia: Declaración conjunta con la Plataforma Derechos (the Right Here Right Now Platform of Bolivia) mira la declaración aquí.
  • Resultado del EPU de Bosnia y Herzegovina: Declaración conjunta con Sarajevo Open Centre (mira la declaración aquí)
  • Resultado del EPU de El Salvador Declaración conjunta con la Red Salvadoreña de Mujeres Defensoras de Derechos Humanos, la Agrupación Ciudadana por la Despenalización del Aborto Terapéutico, Ético y Eugenésico, y la Colectiva de Mujeres para el Desarrollo Local (mira la declaración aquí)
  • Resultado del EPU de Gambia: Delcaración conjunta con Mujeres el Liberación y Liderazgo (WILL por sus siglas en inglés) y Varones Africanos por la Salud y los Derechos Sexuales (AMSHeR por sus siglas en inglés) (mira la declaración aquí)
  • Resultado del EPU de Kazajstán: Declaración conjunta con Sana Sezim (mira la declaración aquí)